Reservar: +34 666 900 064

Palacio Cabo de Armeria de olloqui

 Edificio situado en la extremidad meridional del lugar nombrado, en el valle de Esteribar, borde occidental del mismo, a dos kilómetros de la villa de Huarte situada al S.O

 

 Pertenecía por entonces el Señorío de Olloqui, desde 1493, al Sr. Don Juan de Olloqui, caballerizo mayor del Rey; su hermano Ramón fué nombrado por los últimos Reyes de Navarra, alcaide del Castillo de Lerín en el más antiguo procer del que tenemos conocimiento en esta familia, es el caballero D. García Pérez de Olloqui, en 1261; sigue a este D. Sancho López de Olloqui, alcaide del castillo de San Martin de Unx en 1276; más tarde, en 1299, D. Martín Garceiz de Olloqui, consejero en la jurisdicción de Irache; luego D. García Martinez de Olloqui, alcalde de corte en 1313.

 

 Después D. Pedro de Olloqui, juez de corte en 1327, y Martín Garset de Olloqui, en 1338, alcaide del castillo de Irarlegui; en 1378 halla- mosal frente del castillo fronterizo de Cortes; a Pedro Martínez de Olloqui y en el mismo año un Pedro García de Olloqui es arcediano de tabla en la Catedral de Pamplona; prior de San Juan de Jerusalén y del Consejo Real vemos en 1392 a D. Fr. Martín Martínez de Olloqui; poseyendo la pecha del pueblo de Irujo, otorgada a éste por D. Carlos el Noble, hallamos a Juana Martínez de Olloqui, hija de D. Fr. Martín, el año 1414; Ramón de Olloqui aparece más tarde como Señor de Labraza; al cual siguen los ya citados Juan y Ramón de Olloqui en las postrimerías del siglo XV.

 

 

El palacio de Olloki, muestra en su estado actual, el desgaste de los siglos y los elementos y aun de los hombres, que han desfigurado sus cuatro torres almenadas, sus ventanas de parteluz y desgastado en parte el nobilísimo lema y las emblemáticas barras del escudo armas de esa familia y de esa casa antigua y renombrada de la pristina nobleza y cabo de armería, una de las doce ricas casas del reino.....

 

.....Hoy recuperamos para ustedes este gran espacio de la historia Navarra con todo el respeto hacia su herencia arquitectónica, remozando y dando vida a este palacio inigualable para la puesta en escena de sus mejores momentos.